Search
miércoles 1 abril 2020
  • :
  • :

PLUMA NEGRA

Ignacio Alvarez

Buena noticia para la Salud

Crisis de Coronavirus

Un equipo de investigadores dirigido por el Dr. Manuel González del Carmen, director de la Facultad de Medicina de la UV en Ciudad Mendoza en colaboración con el Dr. Hernán Cortés Callejas, Investigador del Instituto Nacional de Rehabilitación, y el Dr. Gerardo Leyva Gómez, Profesor titular de la Facultad de Química de la UNAM, lograron identificar el origen genético de la Ictiosis Laminar, una enfermedad catalogada como “rara” a nivel mundial, y que en algunas regiones de Veracruz ha registrado alta prevalencia que supera los registros internacionales y que el Sector Salud no atiende de manera correcta.

El proyecto de investigación científica en el ámbito biomédico, enfocado a mejorar la atención y elevar la calidad de vida de los pacientes con ictiosis laminar tomó de referencia el padecimiento en la región de las Altas Montañas del estado de Veracruz ya que existen casos en los municipios de Soledad Atzompa, Nogales y Acultzingo.

Con el descubrimiento del equipo de médicos se podrán determinar las causas y tratamientos para esa enfermedad, pero sobretodo su prevención, se trata de una enfermedad que se presenta en uno de cada 200 mil nacimientos, y es una enfermedad hereditaria de origen genético.

El equipo de especialistas forma parte de la Fundación Genes Latinoamérica, cuyo objetivo principal es apoyar la investigación de estos padecimientos, canalizar a pacientes con enfermedades raras y detectar sus necesidades.

La ictiosis laminar se caracteriza por un engrosamiento de la piel con un alto grado de descamación, mínima hidratación, nula presencia de componentes grasos, baja elasticidad, alta comezón, irritación, hipersensibilidad, y un tipo de piel muy frágil propenso a heridas.

El especialista veracruzano, Manuel González enfatizó que la ictiosis laminar no es una enfermedad contagiosa y que es importante concientizar a la población para evitar la discriminación de los pacientes, especialmente a los niños y es que su impacto puede incapacitar la vida social y laboral del paciente cuando no se tiene un tratamiento adecuado y constante, repercutiendo en su calidad de vida, incluso con la aparición de algunas afecciones mentales, además de la posibilidad de transmitirla a su descendencia.

En la actualidad, los tratamientos para dicha enfermedad son sintomáticos y tienen que ser aplicados de por vida a cada paciente, por lo cual es importante buscar alternativas que sean accesibles y eficaces.

Crisis de Coronavirus

El impacto de la crisis del COVID 19 rebasará por mucho en el sector económico más que en la salud pública, al menos en el tropical estado de Veracruz. La pandemia del miedo ya causa estragos por todos lados y no se observan medidas de atención para salvar la economía a nivel básico, los que ganan para vivir al día.

Los daños económicos alcanzan a muchos sectores que no tienen que ver con la venta de mercancías de consumo básico, por ejemplo, los hoteleros ya reportan cancelación de reservaciones para Semana Santa, el sector del transporte terrestre en todas sus modalidades y también aéreo empieza a sentir los estragos de la falta de pasajeros.

Y así, las micro economías que dependen del flujo diario de maestros y alumnos se agregan a la lista de sectores que van en picada y que en cuestión de días agotarán sus vulnerables reservas.

Así la crisis del coronavirus no será sanitaria sino económica.



Te recomendamos


Comentarios