Search
sábado 19 octubre 2019
  • :
  • :

PLUMA NEGRA

En el Registro Civil del Estado mucho deberán de revisar y, sobre todo, poner orden en el desempeño y forma de actuar de algunos servidores públicos recientemente nombrados por el gobierno de la transformación. Existe una gran inconformidad de los veracruzanos en varios municipios de la geografía estatal donde los solicitantes de servicios que ofrece el Registro Civil se quejan de altas tarifas impuestas en bodas fuera del recinto y el incumplimiento en la entrega de los documentos, como actas de nacimiento, asentamientos y demás servicios que ofrece.

Se asegura que por la celebración de una boda por lo civil, algunos Oficiales Mayores del Registro Civil de algunos municipios de la conurbación y cercanos a esta se dejan pedir desde 9 hasta 15 mil pesos por leerles le epístola de Melchor Ocampo en recintos alternos a las oficinas públicas donde prestan el servicio. En muchos de este tipo de servicios el pago es directo, sin recibo de la tesorería de por medio.

Otra queja ciudadana es la falta de cumplimiento en la entrega de actas de nacimiento legalmente tramitadas y pagadas en la tesorería de los municipios. Aquí resulta que se hace el trámite y en la Oficialía Mayor del Registro Civil les indican que el documento solicitado les será entregado en una fecha posterior y que para su sorpresa han acudido a recogerla y encontrado hasta en dos ocasión es que el acta no les es entregada, argumentando uno y mil pretextos para justificarse.

Este tipo de abusos ocurren con mucha frecuencia en el Registro Civil de Soledad de Doblado, Manlio Fabio Altamirano y Boca del Río, y ni que decir del municipio de Veracruz, donde los abusos se multiplican en la mayoría de los trámites.

Las autoridades estatales, sobre todo la Secretaría de Gobierno, deberán atender esta situación, pues se contraponen a los buenos deseos de la 4T de acabar con la corrupción y la burocracia que tanto critican de los gobiernos anteriores.

GOBIERNO SIN OPOSICIÓN

A un año del nuevo régimen político en Veracruz y en México, la oposición al partido en el gobierno, MORENA; ni se ve ni se oye.  En el gobierno del estado a pesar de las desatinadas declaraciones de que, no hay inseguridad, por parte del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y de otras acciones de gobierno que no convencen a diversos sectores, la oposición no levanta en sus críticas, por una simple y sencilla razón, no tienen calidad moral para criticar. Y ni que decir en el gobierno federal.

Y es que tras la derrota electoral devastadora del año pasado los que ahora forman parte de la oposición han demostrado su incapacidad para hacer ruido en la crítica y en su papel opositor. Y no se trata, precisamente de que el actual gobierno en el estado y en México esté haciendo las cosas a la perfección, sino de que los antiguos gobernantes no tienen calidad moral moral para enarbolar causas sociales o criticar a un gobierno rebosante de capital político.

En el caso concreto del estado de Veracruz, a pesar de la probada inexperiencia del Grupo Parlamentario de MORENA y de sus aliados, la oposición no hace ruido, sus tímidos intentos por criticar no superan sus propias curules, los pronunciamientos se ahogan por sí mismos, y es que hace apenas un año en el caso del PAN-PRD y tres en el caso del PRI, fueron gobierno y mantuvieron el control del Congreso como partido, con total insatisfacción en los ciudadanos que se reflejó en la elección del año pasado.

La oposición para decirlo en pocas palabras no existe, las hebras de la madeja que podrían jalar para generar oposición ahí están, solo que los que se llaman oposición por ahora, no reúnen el perfil de moralidad para señalar errores, todavía tienen las camisetas llenas de lodo.

Ayer mismo en la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a la zona de las Altas Montañas, se consignaron una docena de manifestaciones de todo tipo; municipales, estatales y federales, pero todas germinadas en la propia sociedad, no existe por el momento ningún partido político creíble para que la comunidad le confíe sus causas.

Ahora se abre la posibilidad de generar nuevos liderazgos y hasta nuevos partidos políticos con ciudadanos ajenos a los que se conocía como política hace apenas un año



Te recomendamos


Comentarios