Search
martes 19 noviembre 2019
  • :
  • :

PLUMA NEGRA

Ignacio Álvarez

Negligencia, corrupción y tráfico de influencias en el IMSS

Cuitláhuac no levanta

De acuerdo con documentos dados a conocer públicamente este lunes, la Unidad de Medicina de Alta Especialidad (UMAE) del IMSS en Veracruz asignó un contrato a la empresa Gifyt sin que ésta cumpliera todos requisitos marcados en las bases de la licitación.

Ese procedimiento, que debió declararse desierto, lo validó la Dirección Médica, cuya Encargada actual, doctora Maritza de la Paz Román, desde que era jefa de la Unidad de Nefrología de la misma UMAE, tiene malos antecedentes de haberse desempeñado como Responsable Sanitaria de la empresa beneficiada, según se puede corroborar en el Aviso de Funcionamiento de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), lo que supone un presumible tráfico de influencias; pero además, ese contrato fue autorizado a pesar de las observaciones de las áreas Técnica y Jurídica de la UMAE que encontraron “inconsistencias” que impedían legalmente subrogar el servicio de Hemodiálisis a Gifyt para atender más de 400 derechohabientes del IMSS, lo que hicieron constar por escrito, según se puede leer en dicho documento.

El asunto es grave y puede traer consecuencias de responsabilidades a varios funcionarios del IMSS después de que el pasado día 29 de septiembre falleciera el señor Roberto Gómez Silva, tras suspenderse el tratamiento que recibía en las instalaciones de la concesionaria a consecuencia de que se presentaron cortes en el suministro eléctrico, pero sobre todo, por no funcionar adecuadamente su planta de luz de emergencia, y aparentemente tampoco el equipo utilizado en la terapia.

Los de la empresa no han hecho un posicionamiento oficial, pero sí el IMSS, que ha dicho que esa esa muerte fue circunstancial al coincidir con el corte eléctrico. Eso, sin embargo, es muy dudoso. Familiares de los enfermos han denunciado deficiencias y malos tratos a los enfermos, lo cual derivaría en otra investigación, aunque la viuda de la víctima, Socorro Barrientos Martínez, habría presentado una queja-denuncia ante la COFEPRIS para que determine las irregularidades en el funcionamiento de esta empresa y el favorecimiento recibido por parte de funcionarios de dicha institución.

Hasta esta fecha, sin embargo, no se sabe que ha pasado, aunque lo más probable es que el mismo director general del IMSS, Zoé Robledo, haya ordenado una investigación de este caso que pone en entredicho la actuación de algunos funcionarios, lo cual, como en este caso, pone en riesgo la vida de los

derechohabientes del IMSS.

Cuitláhuac no levanta

Pues resulta que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez no levanta, su ausencia de gobernanza se refleja en las mediciones de las casas encuestadoras que lo ubican del lugar 20 para abajo en los últimos seis meses, la más reciente medición del 8 de octubre lo coloca en el lugar 24 de los 32 gobernadores.

La firma Massive Caller que realiza las encuestas de calificación a los gobernadores, coloca en primer lugar al mandatario panista de Yucatán, Mauricio Vila Dosal y los priistas; Quirino Ordaz Coppel de Sinaloa y Claudia Pavlovich de Sonora como segundo y tercer lugar. Y entre los morenistas sólo dos se encuentran en los primeros lugares, en el octavo lugar Rutilo Escandón de Chiapas y Claudia Sheinbaum en el noveno sitio.

La calificación de los veracruzanos para su gobernador no es muy satisfactoria, pero es algo que parece que no le preocupa mucho, apenas se le observó disfrutando de unos ricos langostinos en un exclusivo restaurante de Costa de Oro allá en Boca del Río, por cierto, muy bien acompañado de Ana de la Reguera y sin escoltas ni personal de asistencia, al parecer el gobernador es de los pocos veracruzanos que no se preocupan por las condiciones de la entidad.



Te recomendamos


Comentarios