Search
sábado 28 marzo 2020
  • :
  • :

Pluma Negra

Ignacio Alvarez

Investigar al OPLE

La democracia que viene

En un exceso de autonomía y derroche los consejeros del Organismo Publico Local Electoral de Veracruz mantienen privilegios económicos que rebasan la política de austeridad con sueldos por encima del propio Gobernador; además sostienen gastos onerosos e innecesarios como la compra de vehículos de lujo y lo más alarmante adquisiciones de equipo con sospechas de sobreprecio que obligan a una investigación del Organo de Fiscalización Superior.

Para el 2020, los consejeros obtendrán un sueldo de 111 mil 500 pesos más un bono mensual de 55 mil 750 pesos además del pago de una plantilla de 20 empleados por cada uno, entre chofer, asesores, secretarios y asistentes, más sus respectivos viáticos. Un verdadero paraíso laboral alejado de la realidad de los todos los veracruzanos que sí trabajan.

De acuerdo al Cuarto Informe Trimestral del Avance de la Gestión Financiera 2019, el OPLE adquirió siete camionetas Pick- up, una Tipo Urban p/12 pasajeros, 1 Vehículo Ford Transit Bus y un Camión Mca. International MV/MV4X2 222HP CUMM/Mod. 2020, para la operación de este Organismo por un monto de cinco millones 51mil 894 pesos

Llama la atención el gasto de cinco millones 458 mil 663 peso en la compra de apenas 30 computadoras de escritorio, 30 laptop y 25 escáneres a utilizarse en el Proceso Electoral, así como dos tabletas electrónicas de dibujo para uso en las diferentes áreas del OPLE. Un costo de más de 62 mil pesos por unidad.

Bajo el concepto de alimentos, el OPLE gastó 497 mil 551 para la adquisición de alimentos procesados y agua embotellada en diferentes presentaciones, para su consumo en las áreas de este Organismo Electoral, derivado del desarrollo de actividades extraordinarias y eventos realizados; asimismo, se requirió por parte del personal que asistió a la verificación y desahogo de asambleas agendadas por las organizaciones en diversos municipios del Estado.

La voracidad de los consejeros no tiene límite y violentan los decretos de austeridad en el estado que establecen que ningún funcionario debe ganar más que el Gobernador ni recibir bonos por encima del 50 por ciento de su salario, el propio OPLE mantiene un documento titulo Lineamientos de Austeridad, Disciplina y Ahorro del Gasto 2020, que de manera evidente no se respetará.

Incluso, hay consejeros que aspiran al Consejo General del Instituto Nacional Electoral para integrarse a grupo selecto de hombres y mujeres que viven como reyes con la única

justificación de impulsar la democracia. Uno de ellos es Juan Manuel Vázquez Barajas que busca padrinos para brincar a las grandes ligas de los beneficios del dinero público destinado a la democracia.

Barajas es un tipo sin escrúpulos que maneja su discurso y embauca a los medios de comunicación con su perorata chicharronera que nada ha aportado a la democracia veracruzana, pero que con la bendición de consejero presidente tiene la libertad para hacer y deshacer.

La democracia que viene

El Consejero Presidente del Organismo Público Local Electoral, José Alejandro Bonilla Bonilla se ha convertido en un servil empleado de su compadre, el ex candidato perdedor al gobierno, Héctor Yunes, pero en paquete también incluye el servicio al segundo abordo del gobierno, sí al mismísimo Bola 8, Eric Cisneros Burgos, la idea es legitimar la creación de un nuevo partido local para para colocar a los amigos y a los amigos de los amigos que no cuajen en los amagues para ser abanderados de los partidos existentes.

Y es que todo parece indicar que para tener un partido político y todo lo que implica hablando de prerrogativas o sea dinero del presupuesto público, acceso a radio y televisión, posibilidad de postular candidatos y aún que casi ninguno gane si podrían tener regidurías, por supuesto a costa de cartuchos quemados y robarse activos de otros partidos, simplemente hay que tener un compadre en el puesto indicado.

Así parecen las cosas para el aspirante a partido Político Todos X Veracruz, ya que el dueño de esa franquicia es nada más ni nada menos que el Vocero del PRI nacional en la cámara de Diputados y su flamante compadre es Alejandro Bonilla quien personalmente a dado instrucciones a la comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos y al personal del instituto para que hagan los posible y lo imposible para que consigan la acreditación, una orden de facto que atenta contra la democracia veracruzana y que coloca en la inmoralidad al regordete presidente del OPLE.

Y el otro caso similar es de Podemos que busca a través del segundo abordo en el Palacio de Gobierno, lo mismo, a través de gobierno del estado se ha financiado a dicha asociación para conseguir lo que apegado a la legalidad es imposible ya que lo cuentan con los requisitos necesarios.

No sólo son las asambleas lo que se requiere si no también el numero de afiliados, los cuales se verán disminuidos con el cruce que realizará el Instituto Nacional Electoral y por supuesto de dónde salieron los recurso para el financiamiento de sus actividades, ya que se entregan dinero en efectivo y despensas para alcanzar las metas.

La 4T se ha convertirá en más de lo mismo en materia electoral, como en muchos otros aspectos en los que los ciudadanos se encuentran decepcionados. Lo grave del asunto es que sean las propias autoridades las que tuerzan la ley cuando se supone que están para evitar las cochinadas.



Te recomendamos


Comentarios