Search
miércoles 18 septiembre 2019
  • :
  • :

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

La masacre de 13 personas en el municipio de Minatitlán, Veracruz la madrugada del Viernes Santo dejó ver, una vez más, la cruda realidad que se vive en este país por la violencia.

Un hecho sangriento en el que otra vez pierden la vida seres inocentes. ¿Habrá acaso amnistía para los criminales?

La inseguridad -hay que decirlo- es uno de los temas que se ha vuelto el ‘Talón de Aquiles’ para la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador a casi cinco meses de haber asumido el mandato.

Y no es para menos, en lo que va de 2019, como nunca, México vive su peor etapa de violencia registrada en comparación con otros años.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) han revelado que en el primer trimestre del año se han cometido 8 mil 493 asesinatos, un 9 por ciento más comparado con el mismo periodo de 2018, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto que fue récord en su momento.

Ahora que si se toman en cuenta las cifras de lo que va del sexenio de López Obrador -desde diciembre de 2018 a marzo de 2019- suman ya 11 mil 372 víctimas de homicidio doloso.

En el caso de Veracruz, como ocurre en otras entidades con mayor índice de violencia, los municipios de mayor riesgo son Minatitlán, Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba, el puerto de Veracruz, Xalapa y Cosamaloapan.

En Minatitlán, donde ocurrieron los hechos, según reportes, el principal delito que se comete es el secuestro de directivos de Pemex, doctores, maestros y ganaderos.

Desafortunadamente, en la lucha contra la delincuencia, como lo muestran las cifras, quienes van perdiendo son los ciudadanos y el gobierno que no ha podido contener la incidencia delictiva.

La jornada sangrienta ocurrida en el periodo de la Semana Santa en México no sólo quedará marcada por lo ocurrido en Minatitlán, sino también por hechos como la ejecución en San Luis Potosí del muralista, Héctor Domínguez junto con su padre y su hermano que ha causado indignación en aquel estado. Es la cruda realidad que se vive en este país, ya lo decíamos.

 

 



Te recomendamos


Comentarios