Aceleran las labores de rescate en devastación causada por Iota

El número de muertos por la tormenta Iota aumentó ayer en Centroamérica, mientras los equipos de emergencia aceleraron las labores de búsqueda de sobrevivientes de los deslaves provocados por las catastróficas lluvias que azotaron la región esta semana.

Los balances iniciales dan cuenta de al menos 44 muertos provocados por Iota: 21 de ellos en Nicaragua, 14 en Honduras, cinco en Guatemala, dos en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, uno en Panamá y otro en El Salvador.

Alrededor de 4.6 millones de personas se vieron afectadas en Centroamérica, incluyendo 1.8 millones de niños, según estimaciones iniciales del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

Los gobiernos pidieron ayuda internacional y, en respuesta, la Unión Europea anunció que destinará 10.7 millones de dólares a Nicaragua de un fondo fiduciario con múltiples donantes.

Fuente: Excelsior