Confunde sacerdote agua bendita con gasolina y provoca gran explosión

Un sacerdote arrojó gasolina a un creyente que tenía una vela en la mano, durante una misa, creyendo que era agua bendita y provocó una gran explosión, en una localidad de Nigeria, en África.

El incidente ocurrió durante una ceremonia de sanación en una iglesia en Lagos y provocó la muerte de un fiel, confirmaron los servicios de rescate locales.

Detallaron que el pastor tomó un bidón lleno de gasolina pensando que era agua y cuando estaba vertiendo el líquido sobre el hombre, que tenía una vela en la mano, ardió en llamas rápidamente, mientras que el religioso sufrió graves lesiones.

No obstante, el incendio se extendió hasta un gasoducto cercano que explotó y provocó un fuego importante y una enorme nube negra tóxica.