Consejos para desinfectar tu teléfono de gérmenes y prevenir enfermedades

Nos pasamos el día con el celular en las manos, lo acercamos al rostro e incluso a nuestra boca para hablar, cosas que seguramente no harías con un objeto asqueroso.

¿Sabías que tu teléfono móvil está más asqueroso que un baño público? Si le tienes fobia a los gérmenes, hoy te contaremos cómo desinfectar correctamente tu celular para evitar contagiarte con algún virus o bacteria.

Vamos a necesitar agua destiladaalcohol isopropílico, una toalla suave, un paño de microfibra, un bastón de algodón y un mondadientes. Importante: recuerda apagar el móvil antes de comenzar el proceso de limpieza.

Lo primero es sacar la suciedad visible. Para eso utiliza el mondadientes, teniendo cuidado de no perforar zonas delicadas como los altavoces, puertos USB y conectores. Si es que la suciedad no está pegada, puedes utilizar aire comprimido.

Vamos a quitar la mugre de las esquinas y zonas de difícil acceso utilizando el bastón de algodón. Fíjate de remover las partículas de algodón que puedan caer. Hemos sacado la suciedad visible y ahora vamos por esos asquerosos microbios.

Ahora, a preparar una solucion casera para limpiar el celular:

Mezcla 200 ml de agua destilada y 200 ml de alcohol isopropílico (lo venden en farmacias) y agita bien los componentes. Coloca unas gotas de esta solución en un paño de microfibra y utilízalo para limpiar el chasis y la pantalla del teléfono. Ten cuidado con las cámaras y el micrófono.

Para llegar a áreas más complicadas, incluyendo los bordes y alrededor de los botones, moja levemente un bastón de algodón con la misma solución desinfectante. Al terminar, utiliza un paño de microfibra seco para quitar cualquier resto de humedad.

Para llegar a áreas más complicadas, incluyendo los bordes y alrededor de los botones, moja levemente un bastón de algodón con la misma solución desinfectante. Al terminar, utiliza un paño de microfibra seco para quitar cualquier resto de humedad.

Hemos desinfectado nuestro móvil con elementos que probablemente tenías en casa, aunque también puedes comprar toallas húmedas creadas especialmente para este propósito, que no son costosas.