Logra fallo de Suprema Corte por desaparición de su hijo en la colonia Formando Hogar

Perla Damián, madre de Víctor Álvarez Damián, uno de los ocho jóvenes desaparecidos en 2013 en la colonia Formando Hogar, logró un fallo histórico de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para obligar al estado a atender recomendaciones de la ONU.

Ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobaron por unanimidad el amparo en revisión 1077/2019 relacionado con la desaparición forzada del joven Víctor Álvarez Damián –ocurrida el 11 de diciembre de 2013 en el puerto de Veracruz– en el cual se pronunciaron sobre el carácter obligatorio que tienen las Acciones Urgentes emitidas por la ONU.

Esta resolución sienta un precedente para todos los casos de desaparición en el país, pues los ministros determinaron que las autoridades sí están obligadas a acatar las medidas dictaminadas por el Comité de la ONU.

Perla Damián, integrante del Colectivo Colectivo Veracruz denunció al estado de Veracruz de actuar con omisión en la implementación, coordinación y realización de una investigación diligente, exhaustiva, imparcial y seria para lograr la localización de su hijo.

En un comunicado, la organización Litigio Estratégico en Derechos Humanos, advirtió que con su aprobación, el máximo tribunal envía un mensaje a todas las autoridades mexicanas –fiscalías, comisiones de búsqueda y de atención a víctimas– para que realicen un trabajo diligente en la búsqueda e investigación de las personas desaparecidas y establece que éstas deben atender las determinaciones realizadas por el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU.

Al respecto, Juan Carlos Gutiérrez, director de IDHEAS, consideró:

“Estamos muy contentas con la decisión emitida el día de hoy; la SCJN reafirma sus precedentes y criterios jurisprudenciales al señalar que las obligaciones procedentes de tratados internacionales –en este caso de las Naciones Unidas– son obligatorias y vinculan a todas las autoridades de acuerdo con artículo 1° constitucional y su bloque de convencionalidad. Además, la decisión es un paso importante en el reconocimiento al derecho que tienen las víctimas de la desaparición a ser buscadas y reafirma la obligación que tiene el Estado de actuar con la debida diligencia, realizando todas las acciones necesarias para la búsqueda, desde los primeros momentos en los que se denuncia la desaparición. Destacamos también que la resolución abre la puerta a más de 450 Acciones Urgentes de personas desaparecidas y obliga a todas las autoridades a iniciar el cumplimiento inmediato realizando la búsqueda y la investigación de los hechos.”

Esta decisión de la Suprema Corte reconoce la ardua y valerosa lucha de la señora Perla Damián Marcial, quien desde el momento en el que su hijo fue víctima de desaparición forzada no ha cesado en la búsqueda y en la exigencia de justicia; la historia de Perla y el reconocimiento a su lucha ha sido contada en el documental Abrir la Tierra, dirigido por Alex Zuno y producido por IDHEAS.

La discusión sobre el amparo en la SCJN surgió a partir del litigio estratégico realizado por Idheas, que en representación de la señora Perla Damián Marcial, madre del joven Víctor Álvarez Damián, acudió en 2017 a la Fiscalía Estatal de Veracruz para exigir una investigación adecuada y el cumplimiento de las Acciones Urgentes que el CED había ordenado.

La fiscalía de Veracruz declaró improcedente el carácter vinculante de las acciones urgentes, al considerar que no existe una obligación legal para su cumplimiento.

Frente a esta negativa de la fiscalía, IDHEAS presentó en octubre de 2017 un amparo, el cual fue resuelto en enero de 2018 por el Juzgado Tercero de Distrito en el estado de Veracruz, el cual también negó la obligación atribuida a las autoridades de implementar las acciones emitidas por el CED.

Inconforme con el fallo, Idheas solicitó a la SCJN atraer el amparo en revisión para su conocimiento y dada su trascendencia e impacto social. En agosto de 2019 la Primera Sala del máximo tribunal asumió su competencia. En este trabajo también participó el licenciado Guillermo Naranjo, quien conjuntamente continuó con IDHEAS representando a la señora Perla ante la SCJN.

La historia

El 11 de diciembre de 2013, entre las dos y las dos y media de la tarde, un grupo de policías y hombres vestidos de civil llegó a la aceitera “Reymi”, ubicada en la colonia Formando Hogar, en Veracruz. Con violencia y amenazas se llevaron a Víctor, un joven de apenas 16 años que trabajaba en ese lugar. Desde ese miércoles Víctor está desaparecido.

Su madre, la señora Perla, se encontraba en medio de su jornada laboral cuando recibió la noticia por teléfono; después de ir a la aceitera para saber lo que había ocurrido, Perla acudió a las autoridades pero éstas le negaron la búsqueda inmediata. Antes debían pasar 72 horas, le dijeron.

Estando ahí Perla se dio cuenta de que su hijo no era el único joven desaparecido. Entre el 6 y el 11 de diciembre de ese año la Agencia Veracruzana de Investigación y la Secretaría de Marina realizaron un operativo en la colonia Formando Hogar, en el que detuvieron de manera sistemática a varios jóvenes, cuyo paradero permanece desconocido hasta el día de hoy.

Las familias de Víctor, Ricardo Adrián, Pablo Darío, José Armando, Marco Antonio, Yonathan Isaac, Ignacio y Vicente se toparon de inmediato con la inacción de las autoridades de Veracruz; una realidad que desafortunadamente siguen viviendo en todo el país miles de personas que buscan a un ser querido.

En Veracruz habían transcurrido dos años sin avances en la búsqueda de los jóvenes ni en la investigación de sus desapariciones, por lo que las familias –acompañadas de Idheas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos– llevaron sus casos ante el Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas, órgano encargado de supervisar la aplicación de la Convención internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, firmada por México el 6 de febrero de 2007 y ratificada el 18 de marzo de 2008.

La ONU hizo lo que en mucho tiempo no hicieron las autoridades mexicanas: escuchar el reclamo de las familias y acompañar su búsqueda de verdad y justicia.

El 12 de febrero de 2016, con la emisión de Acciones Urgentes –mecanismo humanitario para impulsar la búsqueda de personas desaparecidas–, el Comité pidió al Estado mexicano llevar a cabo, entre otras medidas: acciones de búsqueda y localización integrales de los jóvenes, tomando en cuenta los indicios de participación de elementos estatales que pudieran estar involucrados e informar sobre las acciones implementadas.

El Comité requirió a México tomar el contexto en que ocurrieron las desapariciones y disponer de todas las acciones encaminadas a identificar plenamente todos los restos encontrados en las fosas ubicadas en Veracruz para ver si tienen relación con las víctimas, así como para trabajar contra la crisis forense a la que se enfrenta nuestro país.

En suma, el Comité solicitó a México acciones concretas de búsqueda e identificación a las que están obligadas las autoridades mexicanas, en particular pidió a las autoridades correspondientes trabajar para encontrar a los jóvenes y para salvaguardar la integridad de sus familias que exigen el esclarecimiento de los hechos.

Las autoridades estatales incumplieron con estas medidas y, ante estas omisiones, en octubre de 2017 la señora Perla y sus representantes legales de IDHEAS, presentamos una demanda ante un juzgado de amparo. La jueza que conoció en primera instancia concedió el amparo y reconoció la omisión de las autoridades de investigar la desaparición de Víctor y de proporcionar a la familia el expediente de la investigación (a lo que tienen derecho); sin embargo, sobre la omisión de cumplir con las Acciones Urgentes, la juzgadora resolvió que, dado que las autoridades a las que se dirigen pueden abstenerse de cumplir con ellas, no existe una obligación legal de su acatamiento forzoso por parte de las autoridades mexicanas.

A solicitud de IDHEAS y dada la magnitud y el impacto social de la discusión jurídica, el amparo fue atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Después de varios años, este 16 de junio, la Primera Sala votó la ponencia del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

Ésta es la primera vez que un tribunal nacional se pronunciará sobre la obligación de las Acciones Urgentes, un mecanismo humanitario cuyo objetivo es que las personas sean buscadas y localizadas.

Han pasado más de siete años desde que la señora Perla supo de la desaparición forzada de su hijo y desde que junto con otras madres integrantes del Colectivo Solecito de Veracruz comenzaron a buscar a sus familiares en todos los rincones a los que han podido entrar.

“Yo no sé si a mi hijo lo voy a encontrar en una fosa de la frontera o si a alguien de la frontera lo voy a encontrar acá (en Veracruz). Para mí (las personas desaparecidas) son unos tesoros, ni con todo el oro del mundo me podrías pagar esa búsqueda, porque yo la hago de corazón”, explica Perla en el documental que retrata su historia, Abrir la tierra.

Y continúa: “Tengo la esperanza de que algún día se haga justicia y se señala a los responsables de las desapariciones forzadas en Veracruz”.