Search
jueves 2 julio 2020
  • :
  • :

PLUMA NEGRA

Ignacio Alvarez

Albazo a partidos políticos

Pleitos morenos

En la Gaceta Legislativa del pasado sábado 2 de mayo que abrió el Periodo Ordinario de Sesiones de la LXV Legislatura de Veracruz, se introdujo de manera velada y mañosa la propuesta de reducir el presupuesto de los partidos políticos en un 50 por ciento, ni los propios diputados rijosos del PAN se han percatado de las intenciones del partido gobernante. De aprobarse, sólo los candidatos de morenos contarán con ventajas derivadas de la benevolencia del erario público, mientras que los adversarios se rascarán como puedan con la mitad de sus ingresos.

La propuesta pasó inadvertida y fue turnada a Comisiones para su análisis y discusión; se trata del Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Veracruz de Ignacio de la LLave que a la letra dice:

El financiamiento público para el sostenimiento de actividades ordinarias permanentes se fijará anualmente para los partidos políticos locales en los términos establecidos por la Ley General de Partidos Políticos y para los partidos políticos nacionales multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral del estado, con corte de julio de cada año por el 32.5 por ciento del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización. El 30 por ciento del monto que resulte, se distribuirá de forma igualitaria y el 70 por ciento restante se distribuirá de acuerdo con al porcentaje de votos que hubiera obtenido en la elección de Diputados inmediata anterior.

La fórmula de distribución es exactamente la misma, pero la diferencia está en el porcentaje, que hasta el año corriente es de 65 por ciento del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización y se propone el 32.5 por ciento. Es en esa propuesta donde radica la reducción del 50 por ciento sin ningún argumento ni sustento, sólo la propuesta a secas.

Pero esta iniciativa de Morena es un arma de doble filo. Morena como partido en el gobierno federal y estatal es dueño del presupuesto público y de hecho sus diputados locales que aspiran a ser candidatos en el 2021, han empezado ya sus campañas con despensas del DIF estatal y ambulancias de la Secretaría de Salud, igualito que lo hacían antes el PRI y el PAN, pero rasurar la mitad del dinero a los partidos pondrá en desventaja de competencia al resto de los partidos con registro en Veracruz.

Dejar con un presupuesto de apenas el 50 por ciento a los partidos los colocará en la tentación de buscar o aceptar financiamiento de origen oscuro y en un escenario más complicado a criminalizar las elecciones con dinero sucio.

Y es que a Morena no le preocupa el presupuesto público como partido, pues ni siquiera cuenta con una dirigencia estatal y aún así, su presupuesto es de ocho millones de pesos mensuales que recibe la franquicia que representa Gabriel Zúñiga en el OPLE y que nadie sabe a donde van a pasar esos millones.

El único freno al que podría enfrentarse esta iniciativa es, su propia aprobación en el Congreso de Veracruz ya que al tratarse de una reforma Constitucional, requiere de una Mayoría Calificada, es decir, las do terceras partes de los 50 diputados, la aprobación del 50 por ciento más uno de los 212 ayuntamientos veracruzanos y luego, la ratificación de nueva cuenta en el Poder Legislativo.

Pleitos Morenos

La salida de María Guadalupe Argüelles de la Secretaría del Trabajo, tiene más de una lectura, la menos importante es sin duda la que sirvió de pretexto para su despido fulminante, la detención de su hijo en presunto estado etílico y con drogas en un vehículo de la dependencia en en norte de Veracruz el pasado 28 de abril.

De fondo la administración de Cuitláhuac García aprovechó para sacudirse al esposo de la ex secretaria Gonzalo Vicencio Tovar un rival fuerte que le hacía sombra al candidato a la dirigencia estatal de Morena, Estaban Ramírez.

Si se tratara de un acto de honestidad, hay una larga lista de funcionarios que deberían estar en la calle antes que la familia Vicencio Argüelles, que desde su ambición por el poder y los excesos firmaron su salida del partido que les dio cobijo tras su peregrinar por varias franquicias.



Te recomendamos


Comentarios