Search
martes 14 julio 2020
  • :
  • :

PLUMA NEGRA

Ignacio Alvarez

Siguen sueltos asesinos de Ferral

Covid acorrala vidas y economía

Al parecer no fue suficiente el asesinato de la periodista de Papantla, María Elena Ferral el pasado 31 de marzo, tampoco la detención de seis presuntos sospechosos de ese crimen, entre ellos el periodista José N. Ahora van contra su hija María Fernanda de Luna Ferral quien siguió los pasos de madre en el periodismo como Directora del Portal Quinto Poder de Veracruz.

La periodista fue víctima de un ataque armado en el municipio de Gutiérrez Zamora la mañana del domingo y aunque salió ilesa por la respuesta de los guardias del gobierno asignados tras la muerte de su madre, queda claro que el autor intelectual del primer crimen está en completa libertad y quiere acabar también con la hija.

Quiere decir que, de los seis implicados como sospechosos y que fueron detenidos entre el 25 de abril y el 1 de mayo, ninguno es el verdadero y único responsable o al menos, no el autor intelectual del crimen contra Maria Elena Ferral.

De nada sirve las fanfarreas de la Fiscalía General del Estado para anunciar la detención de los sospechosos si la vida de otra periodista está en riesgo.

El atentado a la periodista del norte del estado como secuela de la labor periodística propia y de su madre, exige más que guardaespaldas que si bien la salvaron este domingo allá en Gutiérrez Zamora, su vida sigue en riesgo y lo que es peor, él o los criminales mantienen el handicap de la sorpresa para gobierno y posibles víctimas.

Covid-19 acorrala vidas y economía

En los primeros 60 días de cuarentena oficial, México reporta un millón de empleos formales perdidos, sin calcular los informales y en el último corte de este domingo el saldo de muertes alcanzó las siete mi 394 de manera oficial, sin contar las que se clasificaron como pulmonías atípicas. De cualquier modo el saldo es negativo, Veracruz al ser uno de los estados de mayor población en el país, de manera proporcional también es de los más afectados.

Por si fuera poco, Veracruz es de los más indisciplinados en las disposiciones del gobierno para mitigar el impacto, el caso de Coatzacoalcos es caótico y pasó de la zona de mayor inseguridad a la de mayor muerte por el Covid-19.

El daño colateral del Covid-19 en Veracruz ya se padece en miles de hogares de trabajadores que se han quedado literalmente en la calle. Por ejemplo, el boom de Orizaba Pueblo Mágico que presumió su alcalde Igor Rojí está colapsado, decenas de restaurantes y bares cerraron sus puertas y los meseros salieron a las calles desesperados a pedir ayuda, pero fueron arreados por la Policía Municipal por órdenes del alcalde porque daban mal aspecto.

Micro empresario y hombres-empresa han cerrados sus negocios por falta de clientes, la lista es larga de los sectores que funcionan y que en dos meses ya agotaron sus ahorros, lo peor es la noticia de que la cuarentena se prolongará, prácticamente por tiempo indefinido para ser más claros.

Y mientras las cifras del COVID-19 ascienden a dos mil 774 y los fallecidos a 378; con una aportación de 20 más en un sólo día, la economía de miles de veracruzanos se observa cada vez más acorralada.

Los datos oficiales, arrojan que el mayor número de contagios es en el municipio de Veracruz con 1067, Coatzacoalcos 377, Poza Rica 241, Boca del Río 148, Minatitlán 130, Tuxpan 63, Córdoba 45, Xalapa 44, Cosoleacaque 43, Medellín 39, Papantla 30, de manera oficial hasta este domingo, después de 60 días de suspensión de clases y paulatinamente de muchas otras actividades productivas.

Una de las víctimas de mayor lamentación es el médico Oncólogo, Raúl Deveze Bocardi, quien perdió la batalla con el virus la tarde este domingo, y junto con el 19 más en ese día.

Medellín de fiesta

Con un récord de cinco muertos en el municipio de Medellín de Bravo que gobierna el panista Hipólito Deschamps, las normas preventivas contra el Covid-19 son letra muerta, durante el día en las unidades habitacionales y en la zona de El Tejar que son las más pobladas de la localidad se viven auténticas romerías.

La algarabía de la población los lleva a realizar sus actividades sin prevención alguna ante la mirada complaciente de la autoridad, se desconoce si es por rebeldía o simple negligencia toda vez que el alcalde no habita en ese municipio sino en la zona residencial más exclusiva de Veracruz.

Lo cierto es que la convivencia es pan de todos los días y el riesgos de contagio es permanente, de cuerdo a los reportes del periodista Rodrigo Barranco Déctor.



Te recomendamos


Comentarios