PLUMA NEGRA

Ignacio Alvarez

UV + OPLE = Fiasco

Covid alcanza al Presidente

Fiesta del virus

El pasado sábado se puso una vez más en duda la seguridad y eficiencia del Proceso Electoral Local 2021 en Veracruz, más de once mil aspirantes a consejeros electorales de los 212 municipios vieron en sus pantallas caer el sistema en que presentaban examen.

 

A cambio de un pago de un millón 800 mil pesos y de colaboración institucional, la Universidad Veracruzana se comprometió con el Organismo Público Local Electoral a la aplicación del examen, pero algo salió mal y todo se fue a la borda en las narices de los 11 mil aspirantes en línea.

 

En un escueto comunicado el OPLE y la UV difundieron sus intenciones reparar el problema en cuestión de minutos, se convirtieron en horas y al final, en una nueva fecha cargada de desconfianza en el sistema de aplicación desde la plataforma de la máxima casa de estudios.

 

Algo no está bien en la organización de las primeras elecciones desde la 4T; primero fue la malograda reforma electoral que no alcanzó a aplicarse; el fracaso del nuevo código electoral y ahora la falta de certeza y seriedad en la aplicación del test para seleccionar a los nuevos consejeros electorales que deberán integrar las mesas directivas en los 212 municipios.

 

Y en la crisis de la caída del sistema no podía faltar el consejero metiche del OPLE, Juan Manuel Vázquez Barajas que consideró oportuno lanzar un mensaje de calma y paz a los aspirantes para que no se desesperaran. Verdaderamente de risa la actitud del tipo.

 

Veracruz se encamina a su elección local con más desaciertos que aciertos, con errores de primaria que desde ahora ponen en duda los principios de certeza y confianza de una elección constitucional. Más grave aún es el silencio del Consejero Presidente del OPLE, José Alejandro Bonilla Bonilla y de la Rectora de la UV, Sarah Ladrón de Guevara.

 

Mientras que los partidos políticos y aspirantes a puestos de elección popular se encuentran desatados en francas violaciones a la ley con actos adelantados de campaña que la autoridad correspondiente está lejos de observar.

 

Covid alcanza al Presidente

 

La tarde del domingo sucedió lo que era inminente. El Presidente se contagió del coronavirus. No se trata de una noticia inesperada, pues desde el principio de la pandemia hace 10 meses no usó cubrebocas, minimizó siempre las reglas y puso el mal ejemplo.

 

En sus redes sociales hizo público el contagio e informó que está bien atendido. la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero atenderá los asuntos del país, desde la mañanera. Vaya cuadro de México.

 

La dimensión nacional se reduce ánimos de sus seguidores y alegría de sus opositores, pero en el plano financiero e internacional de salud pública se prenden los focos rojos, sobretodo porque al gobierno de México le llamaron la atención, precisamente por poner el mal ejemplo.

 

Fiesta del virus

 

En Veracruz en pleno foco naranja más intenso que el rojo, el poder del dinero y de la política exponen a sus miembros distinguidos, a los ciudadanos comunes los someten a medidas cautelares sociales.

 

Este fin de semana se desataron los demonios de veracruzanos con poder político y económico. En el Salón Social de Raúl Zarrabal Ferat ahí por la avenida Urano de Boca del Río, se desarrolló un gran reunión de MORENA.

 

En otro salón social que está en Habaneras también en Boca del Río se desarrollaron fiestas con números invitados. En ninguno de los dos se apareció la autoridad municipal que encabeza el panista Humberto Morelli.

 

El colmo fue en la Ciudad de los 30 Caballeros, donde el Obispo de Córdoba, Eduardo Cirilo Carmona Ortega violentó las reglas de Salud y que la propia iglesia difunde para los feligreses comunes. En atención a una de las familias de más abolengo y poder en Córdoba el prelado protagonizó el Sacramento del Matrimonio a una joven pareja  Chantal y Jorge, que retó a  la pandemia con más de 400 invitados a  la misa y un tanto más al huateque.

 

De acuerdo a los reportes, la alcaldesa del PAN, Leticia López Landeros también ofreció todas las facilidades, tanto en el primer cuadro donde se encuentra la Catedral de Nuestra Señora de la Concepción como en ña ex Hacienda de Toxpan, pero en el momento que se salió el control el escándalo al término de la misa y por el número de invitados, de última hora el bailongo se realizó en la Hacienda del político Juan Lavin.

 

Seguramente en los próximos días habrá noticias de nuevos contagios.