Dámaso León Ruiz
Cosamaloapan

Sigue muy fortalecido el gremio cañero Gramínea de la Cuenca, que conforman abastecedores del ingenio San Cristóbal, bajo la guía del dirigente Francisco Lozada Bravo.

Ello después de una zafra que afectó un tanto la sequía existente, que se dio, y en parte por compra especulativa de caña, cayendo la producción en campo a 2.35 millones de toneladas de caña.

Aunque el precio de la caña de 833 pesos la tonelada reactivó la economía de la región, además de que se espera el pago del remanente por ajuste final del precio del azúcar, con una posibilidad de precio mínimo de al menos 70 pesos la tonelada, aunque se espera que sea más.

Los cañeros dirigidos por Francisco Lozada Bravo conocen que el dirigente defiende cada peso al que tienen derecho, ayudando además con facturación a los productores que no pueden dar facturas.